Web Hosting

Alojamiento y nombre para tu web: Cómo contratar un dominio y hosting

Publicado el 3 de marzo de 2020
Actualizado el 31 de julio de 2020

El paso de elegir alojamiento y dominio para tu sitio web puede convertirse en un dolor de cabeza dada la extensa oferta de servicios de hosting de calidad existentes en el mercado. Así que tómatelo con calma, piensa en el futuro y trata de encontrar el alojamiento web y el nombre de dominio que mejor se adapten a tus necesidades.

¿Qué debo buscar a la hora de contratar un dominio y hosting web?

Lo primero que se te puede ocurrir es buscar un hosting barato con recursos ilimitados.

Yo mismo sigo haciéndolo y en el momento en que lo encuentre te lo comunicaré de inmediato. Aunque quizá tarde bastante porque no existe tal cosa.

El de los “recursos ilimitados” es uno de los argumentos de venta más usados por los proveedores de alojamiento web. Sin embargo, siempre es una verdad a medias.

En este sentido, las landing de venta de los proveedores de hosting suelen hablar de espacio en disco, número de bases de datos MySQL, subdominios ilimitados, cuentas de correo, etc.

Sin embargo, no suelen mencionar cosas como la capacidad de CPU por usuario, la memoria disponible, procesos PHP en paralelo soportados, versión de PHP, tipo de discos utilizados y la capacidad de transferencia mensual, o ancho de banda, que es uno de los factores más relevantes para tu web.

No se trata de encontrar un alojamiento web barato e ilimitado, sino de contratar el servicio de hosting adaptado a tus necesidades a un precio razonable.

Por eso es interesante el tener la oportunidad de poder probar la calidad de los servicios ofrecidos a la hora de contratar hosting y dominio web.

En este sentido tanto SiteGround como Raiola Networks (los dos proveedores de alojamiento web con los que trabajo) te dan la oportunidad de contratar cualquiera de sus planes por un período de prueba de un mes.

Cómo contratar un dominio y hosting web

Se puede decir que el nombre de dominio es la dirección de tu domicilio en Internet y el alojamiento web es el lugar físico donde se encuentra dicho domicilio.

Al contratar un servicio de hosting hay dos opciones para adquirir el dominio:

  1. Contratar un dominio con el mismo proveedor: En principio es lo más práctico, pero puede resultar más incómodo si en algún momento te planteas un cambio de proveedor. En cualquier caso, no suele ser un problema.
  2. Contratar un dominio con una empresa distinta: Existen multitud de proveedores especializados en la venta de dominios como DonDominio o cdmon. En estos proveedores puedes conseguir generalmente precios algo más ajustados y también sus áreas de usuario suelen ser algo más completas que las de proveedores especializados en hosting.

La ventaja de contratar alojamiento web y nombre de dominio por separado es que, caso de cambiar de proveedor de hosting, no es necesario mover el dominio de proveedor, simplemente se re-configura rápidamente para apuntarlo a los servidores del nuevo proveedor.

Actualmente, la mayoría de mis sitios web los tengo alojados en SiteGround y los nombres de dominio en cdmon.

Los nombres de dominio en Internet

Técnicamente, cada sitio web está alojado en una máquina a la que se se le asigna una dirección IP accesible desde Internet. Esta dirección IP es un número formado por cuatro grupos de hasta tres cifras , por ejemplo: 192.168.0.100.

Pues bien, la misión de los nombres de dominio en Internet y del sistema de nombres de dominio (DNS), es traducir estas direcciones IP a términos fáciles de manejar y memorizar por parte de las personas.

Además, la mayoría de los sitios web se encuentran alojados en servidores compartidos, lo que significa que también comparten dirección IP.

El Sistema de Nombres de Dominio permite que existan más URLs que direcciones IP, al permitir dirigir cada nombre de dominio a un directorio en concreto dentro del servidor al que se le ha asignado dicha dirección IP.

Al comprar un dominio, lo que adquieres es el derecho a usar un nombre en Internet (como por ejemplo, joseramonbernabeu.com), para que la gente visite tu web, o te envíe emails.

Por lo tanto, registrar un dominio es solo registrar el nombre. El dominio por sí solo no hace nada.

Tipos de dominios web

Existen tres tipos de dominios:

  1. Dominios de Nivel Superior Genéricos (gTLD, generic Top-Level Domain). Sus terminaciones se basan según el concepto para lo que serán utilizados. Inicialmente, estos dominios fueron: COM, NET, ORG, EDU, GOB y MIL, a los que posteriormente se unieron otros.
  2. Dominios de Nivel Superior Geográfico (ccTLD, country code Top-Level Domain). Estos dominios definen regiones, países o territorios. Este tipo de dominios son un factor que influye en el posicionamiento en los buscadores; es decir, un dominio .es puede posicionar mejor en España.
  3. Dominios de Tercer Nivel. Son los que se crean cuando se combinan dominios genéricos (gTLD) con geográficos (ccTLD).

Poco a poco se van introduciendo nuevos tipos de dominio web para cubrir áreas específicas, tanto geográficas como sectoriales. Algunos ejemplos de esto son los dominios .barcelona, .pro, . online.

¿Qué dominio es mejor para mi negocio o empresa?

El nombre de dominio de tu sitio web es algo que te va a acompañar durante mucho tiempo. Así que es una de las decisiones más importantes a la hora de definir la estrategia de visibilidad de tu negocio en Internet.

A la hora de elegir un buen dominio para tu negocio o empresa, ten en cuenta qué tipo de negocio tienes y a qué ámbito regional te diriges.

Mi consejo es que elijas un nombre de dominio corto (no más de 15 letras) que esté relacionado con tu negocio. Si es posible, que sea tu nombre comercial. Esta es una buena estrategia que te ayudará a proteger el nombre de tu marca en Internet.

Y en cuanto a la extensión del dominio, procura cubrirte las espaldas comprando el máximo que te puedas permitir. Como mínimo, deberías adquirir un dominio genérico y uno geográfico (.com y .es, por ejemplo).

El alojamiento web (hosting)

El alojamiento web (hosting) es un conjunto de servicios que se pueden usar con cualquier dominio. Se contratan y renuevan aparte. Por ejemplo: espacio en un servidor para subir tu web por FTP, cuentas de correo, o bases de datos.

Una vez que has contratado las dos cosas, el dominio y el alojamiento, solo hay que configurar el dominio para enlazarlo a los servicios que ofrece el proveedor de hosting. Esto se hace asignando al dominio los DNS correspondientes al alojamiento.

En un mismo servicio de hosting se pueden instalar múltiples webs con diferentes dominios. Una configuración de este tipo se conoce como hosting multidominio.

Ahora bien, los proveedores no suelen ofrecer configuraciones multidominio en sus planes más básicos. Así que ojo a esto si tienes en mente crear más de un sitio web.

Tipos de alojamiento web

Existen hosting o alojamientos de páginas web gratuitos y de pago, pero veamos qué tipos podemos encontrarnos dentro de éstos.

  • Alojamiento Compartido. Se trata de un ordenador (servidor) cuyo disco duro está dividido en muchas carpetas. Cada carpeta tiene una cantidad de megas concreta y cada una de esas carpetas está dedicada a una sola página web. Todas las webs alojadas dentro de este servidor comparten la CPU, memoria Ram y conexión a internet. Los hosting gratuitos son siempre de este tipo.
  • Alojamiento en Servidores Virtuales o VPS. Un Servidor Virtual o Servidor VPS es un servidor que se instala en una "partición" o fragmento de un servidor físico, pudiendo tener dentro de dicho servidor físico varios servidores virtuales que funcionan como servidores independientes unos de otros. Esto hace que un servidor VPS sea mucho más potente y flexible que un hosting compartido pero sin tener que pagar el alto precio de todo un servidor dedicado. Debido a que varios clientes (virtuales) pueden trabajar sobre una sola máquina, un VPS normalmente tiene ciertas limitaciones en cuanto al tiempo de procesamiento, RAM y espacio en el disco.
  • Servidores Dedicados. Un servidor dedicado es una máquina física dispuesta de forma individual para un cliente concreto. Funciona como una máquina independiente a la que tendrás acceso exclusivo y control de todos sus recursos. Esto significa que tu eres el responsable de instalar el sistema operativo, paneles de control, cortafuegos, antivirus, bases de datos… todo. Según tu nivel de experticia están disponibles en dos modalidades: los administrados y no administrados.
  • Servidores Cloud. Un Servidor Cloud es similar a servidor dedicado solo que el mismo se encuentra funcionando en la nube. Gracias a su gran flexibilidad puedes crear tu propio plan y pagar solamente por los recursos que necesites. Si las necesidades de tu página web no pueden ser cubiertas por un servidor compartido pero no tienes los recursos suficientes para adquirir un servidor dedicado, el Cloud puede ser una solución razonable.

La importancia del servicio técnico

Una de las cosas que más se nombra al hablar de servicios de alojamiento web es el servicio técnico y con razón.

Tarde o temprano vas a necesitar de un equipo técnico de soporte que te ayude con dudas y con incidencias.

Un ejemplo típico serían cosas como vincular un dominio que has comprado a otro proveedor con tu servidor. Ese tipo de cosas, aunque son sencillas de hacer, suelen superar a los clientes que no tengan cierta habilidad técnica. En esos casos el equipo de soporte te puede ayudar o incluso directamente te lo configura.

Dependerá de que contrates un buen servicio o no que el soporte sea eficaz resolviendo tus problemas.

Algo a tener en cuenta son los límites de lo que es soporte al hosting y el soporte a las aplicaciones que se instalan.

Si has instalado WordPress y te falla un plugin es un problema de WordPress, no del hosting.

No obstante, en los servicios de alojamiento web excelentes puede que los técnicos de soporte amablemente te intenten orientar con tu problema en la medida de sus posibilidades.

Y es que, en realidad, la mayoría de las incidencias que pueden dificultar el buen funcionamiento de tu sitio web se producen en las aplicaciones instaladas y no en servicio de hosting.

Y, si no tienes un perfil técnico mínimo, este tipo de problemas de WordPress, Prestashop, etc. pueden llegar a superarte por lo que siempre compensa contratar a un profesional para que resuelva la situación rápida y eficazmente.

De esta manera te olvidas de la parte técnica, tanto de los problemas relacionados con el hosting como de tus aplicaciones, y te centras en lo importante: tu web.

Algunos de los mejores proveedores de alojamiento web, como Raiola Networks o SiteGround, también ofrecen soporte para aplicaciones concretas como WordPress, Prestashop o Joomla.

SiteGround, por ejemplo, parte de ofrecer una instalación sencilla de sistemas de gestión de contenidos (CMS) y migración gratuita, también solucionan incidencias relacionadas con las aplicaciones, las extensiones de scripts y plantillas; así como peticiones que otros proveedores de hosting no atenderían.

Y en Raiola Networks no importa si tienes una web con más de un millón de visitas o estás comenzando un pequeño proyecto digital. Te miman con un servicio técnico de alta calidad y una atención al cliente rápida y efectiva.

Te puedo decir, por experiencia propia, que ambas empresas cuentan con un increíble equipo de soporte formado por personas atentas, rápidas y expertas.

En definitiva, no contrates un proveedor de hosting que no disponga de soporte en español, 24/7/365 y por teléfono, ticket y chat, como mínimo.

Huye de los servicios de hosting gratuitos si tu proyecto es serio

Si el tuyo es un proyecto en el que se van a ir muchas horas de trabajo o que está destinado a una finalidad profesional, por favor, no cometas el grave error de racanear con el dinero.

Un hosting gratis puede ser una opción adecuada para trastear y aprender, pero no es una opción adecuada para un proyecto real.

Si estás pensando crear un blog personal quizá pueda ser una buena opción hacerlo en Medium, wordpress.com o Blogger de Google. Estas plataformas proporcionan todo lo necesario para que te centres en escribir en tu blog, sin preocuparte de aspectos técnicos.

Eso sí, siempre dependerás de lo que te quieran ofrecer de forma gratuita y, en cierta forma, tu contenido quedará “cautivo” en sus sistemas.

Si estás pensando en monetizar o incluso vivir de un blog, crear un sitio web para tu negocio o, sobre todo, en abrir una tienda online, la única opción viable es contratar un servicio de alojamiento web profesional y de calidad.

Y en ningún caso te plantees alojar tu web en sitios que te ofrezcan “paquetes fáciles y baratos”, tipo Wix o 1&1.

Consideraciones a la hora de contratar un dominio y hosting web

La elección de buen un hosting no es algo trivial y debe hacerse pensando a futuro.

Puede que, en estos momentos, tu proyecto sea pequeño (o aún inexistente) pero te aseguro que tiene vida propia y crecerá aún a tu pesar.

Contrata siempre servicios profesionales que se adapten a tus necesidades por un precio razonable.

Asegúrate de que el proveedor de hosting que elijas te ofrezca:

  • Posibilidad de escalar el plan contratado
  • Un servicio técnico rápido y de calidad
  • Algún tipo de período de prueba o devolución del importe
  • Servicio de migración gratuita de tu web actual

En el apartado de los aspectos técnicos, ten en cuenta que no siempre más es mejor. Fíjate en las recomendaciones de las web de ventas de los proveedores de alojamiento web, suelen indicar bastante bien qué tipo de plan puede ser el más adecuado a tu situación (actual y futura).

En cuanto al registro del nombre de dominio, exige que los datos de contacto administrativo sean los tuyos. Si no, no podrás disponer del mismo, por ejemplo, si decides trasladarlo a otro proveedor de hosting.

Hay muchos aspectos a tener en cuenta a la hora de contratar hosting y dominio. Tantos que esto se haría eterno si pretendiera tratarlos todos, aunque fuera por encima.

Si necesitas alguna aclaración o quieres saber más sobre cómo contratar un dominio y alojamiento web para tu blog personal o para tu negocio, escríbeme a comunicacion@joseramonbernabeu.com o ponte en contacto conmigo a través de este formulario.

Estaré encantado de ayudarte en lo que esté en mi mano.

Si te ha gustado, puedes recibir más en tu correo

¡HEY! Pero sólo si te ha gustado. NO TE SUSCRIBAS si no es así porque, si lo haces, me obligas a publicar más contenido del bueno. NO TE VOY A REGALAR NADA. Bueno alguna cosilla caerá de vez en cuando :)

Responsable » Jose Ramón Bernabeu Guillem Finalidad » Enviarte novedades de esta web Legitimación » Tu consentimiento al marcar la casilla verificación Destinatarios » Los datos que proporciones estarán ubicados en los servidores de MailRelay, proveedor de servicios de comunicación de este sitio Derechos » por supuesto tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Te recomiendo

Libros que me ayudan

Donde alojo mis sitios web


Dinahosting: dominios y alojamiento web

LucusHost, el mejor hosting

Web Hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso legal y la Política de Privacidad.

Los datos de tus comentarios están seguros, según la política de privacidad.
Responsable » Jose Ramón Bernabeu Guillem
Finalidad » Moderar los comentarios
Legitimación » Tu consentimiento al marcar la casilla verificación
Destinatarios » Los datos que proporciones estarán ubicados en los servidores de SiteGround, proveedor de hosting de este sitio
Derechos » por supuesto tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

One comment on “Alojamiento y nombre para tu web: Cómo contratar un dominio y hosting”

  1. Por mi experiencia, si se tiene un sitio web demandante en recursos de servidor, la mejor y mas barata opción son los servidores cloud. Excelente artículo sobre un tema que muchos no toman en cuenta por ahorrarse un dinero. Saludos.


This website is hosted Green - checked by thegreenwebfoundation.org
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram Ir al contenido