LucusHost, el mejor hosting

Vende tus servicios, productos o ideas en Internet

Publicado el 11 de noviembre de 2019
Actualizado el 6 de agosto de 2020

Existe una gran posibilidad de que puedas monetizar tu pasión, habilidad o conocimiento gracias a Internet y una buena estrategia de venta online. Internet ofrece ventajas que no se pueden encontrar en ningún modelo de negocio “offline”.

Lo bueno de vender online productos hechos por ti es que es un proceso que involucra ciertos pasos que, gracias a Internet y las herramientas existentes en la actualidad, se pueden realizar de forma casi automatizada y sin que tú como vendedor tengas que estar presente durante la totalidad del mismo.

Si algo te apasiona, tienes una afición, una habilidad en la que destacas o hay algo en lo que puedes ayudar a otras personas existe una gran posibilidad de que puedas monetizar tu pasión, habilidad o conocimiento gracias a Internet y una buena estrategia de venta online.

Internet ofrece ventajas que no se pueden encontrar en ningún modelo de negocio “offline”:

  • Inversión mínima (al alcance de cualquier bolsillo)
  • Herramientas accesibles para montar toda la infraestructura fácilmente
  • Ventas globales
  • Funcionamiento continuo las 24 horas del día, 7 días de la semana
  • Diferentes modelos de negocio para diferentes tipos de necesidades

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y necesitarás cumplir con ciertos requisitos, tanto técnicos como económicos, antes de poder realizar tu primera venta online con éxito.

¿Qué necesito para vender en Internet?

Vender productos hechos a mano en Internet (o tutoriales, kits, servicios, etc.) es prácticamente igual que hacerlo en el mundo “offline”, pero con una inversión infinitamente menor.

Sin embargo, vender en Internet es barato, pero no es gratis. Como en cualquier tipo de negocio, para producir ingresos hay que invertir (Vamos, que si no gastas, no ganas).

Un sitio Web donde ofrecer tus productos o servicios

Una vez tomada la decisión de vender en Internet deberías disponer de un sitio Web en el que ofrecer tus productos y/o servicios y comunicarte con tu mercado potencial.

Este sitio Web puede ir desde una tienda online con un gran catálogo de productos a un blog personal en que hables de lo que haces y, a través del marketing de contenidos, generes interés por tu producto, idea o servicio, consiguiendo ventas online.

Para crear tu Web existen varias opciones:

  • Crearla tú mismo (si tienes conocimientos y habilidad suficientes)
  • Contratar a un profesional que lo haga (una buena opción si dispones de un pequeño presupuesto)
  • Usar alguna plataforma gratuita (no muy recomendable)
  • Usar una plataforma de gestión de contenidos como WordPress o Joomla (al alcance de la mayoría, con una curva de aprendizaje corta)
  • Formar parte de un marketplace adecuado para el tipo de producto o servicio que pretendas vender (quizá la mejor opción para empezar a tomar contacto con el mundo de la venta en Internet)

También necesitarás un nombre de dominio y una cuenta en un servicio de alojamiento Web, lo cual representa una inversión mínima y accesible para todos.

Herramientas de venta online

Para realizar la primera venta online con éxito y sin complicaciones necesitarás alguna herramienta que te permita:

  • Presentar tus productos y/o servicios
  • Procesar los pagos
  • Coordinar y automatizar el envío (de ser necesario)
  • Reportar los detalles de la transacción a ambas partes (comprador y vendedor)
  • Entregar el producto con éxito (en caso de los productos digitales)

Las herramientas de venta online ayudan, pero no hacen todo el trabajo por ti.

Preparar tu producto o servicio para la venta online es uno de los pasos más importantes, por lo que también necesitas algún conocimiento de fotografía de producto, edición de textos, imágenes y videos...

Para poder completar una venta en Internet primero hay que tener un producto físico (software, creación propia, manualidad, etc.) o digital (eBook, curso, audiolibro...) terminado y bien presentado, una estrategia de marketing bien definida, un método de atención a clientes y un plan de acción que ayude a gestionar la infraestructura necesaria.

Herramientas de medición

Es necesario medir y analizar tus acciones en cada una de las fases de la venta para saber lo que haces bien (para explotarlo) y lo que haces mal (para corregirlo).

Al principio es algo engorroso pero descubrir por qué abandona tu visitante la página de pago, desde qué red social te llegan más visitas o en qué página pasan más tiempo tus lectores acaba convirtiéndose en algo casi adictivo.

Además es algo absolutamente necesario para poder tomar decisiones correctas a la hora de plantear una estrategia de publicidad en redes sociales, estudiar posibles acciones de promoción offline o simplemente, cambiar el tono en el que escribes las reseñas de tus productos o los artículos de tu blog.

En Internet existen infinidad de herramientas de medición para analizar qué páginas son las más visitadas, dónde pasan más tiempo tus lectores e incluso para comprobar dónde hacen clic tus visitas.

Promoción y publicidad

Si no te conocen, no te compran.

Así de simple (O como decía mi padre: en casa no se vende).

Así que debes promocionar lo que haces en redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest… Se dice que hay una red social para cada tipo de necesidad o interés.

Crear una o varias páginas de venta bien diseñadas aumentará tu credibilidad y nivel de autoridad.

El e-mail marketing es extremadamente importante para construir una audiencia interesada y que se identifique con contigo. Esta es, sin duda, la herramienta de marketing con la mejor relación coste-beneficio.

Lo bueno del e-mail es que llega directamente a la bandeja de entrada del correo de tu cliente o suscriptor, con un alto grado de posibilidades de que el mensaje sea leído.

Además, si envías campañas de e-mail bien segmentadas, conseguirás dirigirte a tu público de forma personalizada, de acuerdo con las necesidades de cada persona.

Por otro lado, las campañas de publicidad en Internet tienen un coste muy bajo en comparación con otros medios de comunicación. Además de llegar realmente a las personas posiblemente interesadas en tus productos o servicios.

Cuando compras una campaña en radio, por ejemplo, no hay manera de saber quién ha escuchado el anuncio. En Facebook, sin embargo, no sólo puedes dirigir dicho anuncio a quien a ti te interese, sino que puedes hacer retargeting (volver a enviar un anuncio o campaña) a quienes realmente hayan recibido el anterior, pudiendo cambiar el contenido dependiendo de en qué fase del proceso de compra se encuentren.

Esto reduce enormemente el coste de adquisición de cliente, que se obtiene dividiendo la inversión realizada en acciones de promoción y venta entre el número de clientes obtenidos.

La inversión en este apartado no sólo se mide en dinero. También se gasta tiempo en producir materiales, páginas de captación, acciones de preventa, embudos, etc.

Inversión

Aunque hay quien dice que es posible vender por Internet gratis, hacerlo de forma rentable (uséase, ganando dinero) y continuada (ganarlo durante bastante tiempo) requiere de una mínima inversión.

Montar un sistema de venta online no se diferencia en gran cosa de montar un negocio físico, excepto en que los costes son ridículamente pequeños en comparación.

Como mínimo, se necesita una infraestructura (por pequeña que sea), algo de inversión en publicidad y promoción y algunas herramientas (tanto físicas como digitales).

Además, seguramente lo tuyo es dedicarte a lo que sabes hacer. Y no quieres (o no puedes) perder tiempo en aprender a crear una página web, cómo optimizarla para SEO, realizar vídeos, diseñar campañas de publicidad en redes sociales efectivas… y algunas cosas más.

Así que, en algún momento vas a necesitar el apoyo de uno o varios profesionales. Y esa va a ser tu mejor inversión.

Porque si hay alguna inversión grande a la hora de vender online es en tiempo. Se necesita mucho para ganar dinero en Internet.

Así que no te engañen. Vender en Internet es barato, pero no es gratis.

Sin entrar en demasiados detalles, y a modo de ejemplo:

  • Nombre de dominio: Unos 15 € al año
  • Alojamiento Web profesional, seguro y de calidad: Unos 90 € al año
  • Campaña en Facebook segmentada para alcanzar a miles de interesados en productos como el tuyo: 30 €
  • Desarrollo de página Web segura, optimizada para SEO, preparada para la venta online…: Entre 300 € y 2.000 € (ya sabes... cuanto más azúcar, más dulce)
  • Soporte y actualización de tu sitio web para mantenerlo libre de ataques y fallos, entre 24 € y 120 € al mes

Estas cifras no son más que aproximaciones, pero te puedes hacer una idea de por dónde van los tiros.

Ahora piensa en lo que quieres vender y haz cuentas de lo que, más o menos, te haría falta para hacerlo en una tienda física: Alquilar o comprar un local, reformarlo y adaptarlo, contratar empleados, publicidad en medios de comunicación… y algunas cosas más.

Generar confianza

En cualquier negocio, para poder vender, has de ganarte la confianza de tus posibles clientes. En Internet eso se consigue a base de tiempo y contenido útil que aporte valor a las personas.

De ahí la importancia de disponer de un blog y del marketing de contenidos, que son el medio por excelencia para ofrecer contenido de valor con el que reforzar la relación de confianza entre tú y tus lectores (futuros clientes).

Una de las cosas que más te agradecerán tus lectores/clientes será la atención con que los trates. Responder con rapidez, amabilidad y buenas maneras a las dudas que surjan y ofrecer la ayuda necesaria puede convertirse en un factor diferenciador que además refuerza la confianza.

Ser respetuoso y tratar a los demás como te gustaría que te trataran a ti es una de las herramientas más poderosas a la hora de conseguir una venta en Internet.

Ser claro desde el principio en tus precios, en quién eres, qué haces, cómo lo haces, dónde te encuentras, cómo pueden contactar contigo, etc. Cuanto más transparente seas, más confianza darás a tus clientes.

Cumplir las leyes vigentes en materia de protección de datos personales, dejar claro qué medios de pago usas y si son seguros o cuál es tu política de devoluciones te da credibilidad y al cliente le da seguridad.

Seguridad y transparencia te aportan más posibilidades de vender en Internet.

Seguimiento de ventas y clientes

Conseguir una venta online te ha costado un esfuerzo relativamente grande. Pero ahí no acaba la cosa. Lo normal es que quieras que las ventas se prolonguen en el tiempo, pudiendo incluso llegar a vivir de tu pasión, habilidad o conocimientos.

Para ello vas a tener que mimar tanto a las personas que ya han confiado en tí comprando tus productos o servicios como a las que no lo han hecho pero han demostrado interés.

Hacer un seguimiento de tus compradores por email, a través de una encuesta, etc. para conocer el grado de satisfacción obtenido con tu producto o servicio hará crecer su confianza en tí, haciendo que estén más receptivos a lo que tengas que ofrecer en el futuro.

Y de nuevo Internet te facilita las cosas en forma de fabulosos sistemas y herramientas para automatizar el proceso. Muchas de ellas gratuitas.

Algo que debes hacer desde el primer día, vendas o no, es crear una lista de correo con direcciones de personas interesadas en lo que haces.

No importa si son cien o cien mil, ni si te han comprado o no. Si se han interesado por lo que haces deben estar en tu lista para que puedas ayudarles a satisfacer sus necesidades.

Pero no vale sólo con crear una lista de correo, hay que darle uso. Debes enviar emails periódicamente a la misma, tanto para ofrecer nuevos productos o servicios como para interesarte por lo que necesitan tus suscriptores. O simplemente para saber cómo les va.

Una lista de correo bien tratada es la mejor manera de vender en Internet.

En Resumen

Básicamente, para vender online tus productos, ideas o servicios a través de Internet has de tener en cuenta lo siguiente:

  1. Qué herramientas usar para desarrollo, promoción, medición y venta.
  2. Las vías existentes para vender en Internet.
  3. Qué sistemas de cobro seguro y envio utilizar.
  4. Fiscalidad y aspectos legales aplicables a la venta online.
  5. Publicidad y promoción para lo que haces.
  6. Seguimiento de ventas y atención a los clientes.
  7. Captación de suscriptores y futuros clientes.

Así como los posibles gastos e inversiones en:

  • Infraestructura Web.
  • Servicios profesionales.
  • Publicidad y promoción.
Infografía sobre vender productos, servicios e ideas en Internet

Reconocimientos

Dado que yo no podría (o no hubiera sabido) decirlo mejor, para escribir este artículo he tomado algunas ideas y frases prestadas de personas a las que sigo y admiro por su amabilidad y buen hacer en blogs como, por ejemplo: Mi Posicionamiento Web y El Blog de Ana Mata. Gracias y perdón por la osadía.

Si te ha gustado, puedes recibir más en tu correo

¡HEY! Pero sólo si te ha gustado. NO TE SUSCRIBAS si no es así porque, si lo haces, me obligas a publicar más contenido del bueno. NO TE VOY A REGALAR NADA. Bueno alguna cosilla caerá de vez en cuando :)

Responsable » Jose Ramón Bernabeu Guillem Finalidad » Enviarte novedades de esta web Legitimación » Tu consentimiento al marcar la casilla verificación Destinatarios » Los datos que proporciones estarán ubicados en los servidores de MailRelay, proveedor de servicios de comunicación de este sitio Derechos » por supuesto tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Te recomiendo

Libros que me ayudan

Donde alojo mis sitios web

Web Hosting


Dinahosting: dominios y alojamiento web

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso legal y la Política de Privacidad.

Los datos de tus comentarios están seguros, según la política de privacidad.
Responsable » Jose Ramón Bernabeu Guillem
Finalidad » Moderar los comentarios
Legitimación » Tu consentimiento al marcar la casilla verificación
Destinatarios » Los datos que proporciones estarán ubicados en los servidores de SiteGround, proveedor de hosting de este sitio
Derechos » por supuesto tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

5 comments on “Vende tus servicios, productos o ideas en Internet”

  1. Muy bien explicado, en especial la parte de generar confianza. Sin esta es muy difícil que una persona se convierta en cliente... También pudiste hablar sobre los servicios como freelancer, el cual es un campo que ha crecido bastante hoy en día.

  2. Excelente información. Yo aveces siento que vender es no decir "no", buscar soluciones y siempre darle el mejor resultado posible al cliente. Vender es buscar aveces de donde ganar dinero y saber delegar de manera inteligente cuando es muy necesario.

  3. Buenas tardes:
    José Ramón

    Me gusto mucho su sinceridad y esto es una de las claves de venta.
    pues al ciente hay que ofrecerle lo original, genuino y efectivo.

    slds cordiales.


This website is hosted Green - checked by thegreenwebfoundation.org
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram Ir al contenido